Uno de los mejores productos que se prestaron en la Consumer Electronic Show (CES) de este 2022 es sin duda el monitor curvo Odyssey Ark de 55 pulgadas, que hasta ahora viene siendo el monitor más grande de la marca.

El Odyssey Ark viene equipado con una base giratoria lo que permite tener una orientación tanto horizontal como vertical, además cuenta con un dial inalámbrico que permite una configuración de multiventana y multitarea, además de poder controlar la resolución y e iluminación de las pantallas configuradas esto sin perder la resolución de 4k UHD y una relación 16:9 de aspecto. 

De esta forma, la nueva pantalla giratoria tipo cabina vertical hace que sea fácil de adaptar para personas que hacen prácticamente de todo, como teletrabajo, edición, video juegos, hasta revisar las redes sociales y videollamadas, debido a lo configurable de la multiventana, que simula varias pantallas en una.

La experiencia que ofrece la Odyssey Ark con sus 55 pulgadas y sus 4k de pantalla OLED dando imágenes coloridas y brillantes es impresionante. 

Es de mencionar, que Samsung no brindó más especificaciones referente a la Odyssey Ark como por ejemplo cuando aseguran que es un monitor flexible, no dejó claro si la pantalla en si presenta algún punto de flexibilidad o si refiere a la operatividad y manejo del monitor, de igual forma tampoco quedó explícito si va enfocado a un mercado profesional o de gamers.

Por otro lado se estima que la Odyssey Ark salga al mercado a mediados de este 2022 pero Samsung aún no confirma una fecha exacta de lanzamiento, aunque también presentó 2 monitores curvos con resolución de 4k pero en versiones más pequeñas como la Odyssey Neo G8 de 32 pulgadas y la Odyssey Neo G9 de 49 pulgadas, las cuales si están disponibles en el mercado.