En los últimos tiempos grandes expertos en el ámbito empresarial y militar se encuentran unidos para poder ser realidad en un futuro no muy lejano los aviones con una velocidad asombrosa que llegan hacer hipersónicos.

Estos aviones hipersónicos son nada más y nada menos que llegar a una velocidad de cinco veces más rápida que la velocidad del sonido, exactamente de seis mil cuatrocientos kilómetros por hora o Mach 5.   

Uno de los expertos que encabeza la operación de origen estadounidense de Reaction Engines Adam Dissel expresa que ha dedicado toda su larga carrera a que las cosas puedan volar rápidamente. Esta nueva tecnología necesita sin lugar a dudas de motores súper avanzados. Este proyecto tan ambicioso tiene miras para el 2030.  

Dissel afirma que no es necesario llegar a un Mach 5, que se puede trabajar con un Mach 4.5 y que se pueda utilizar una física menos compleja más simple.