Los riesgos de usar wifi público

riesgos de usar wifi público

Las conexiones inalámbricas son sin dudas una de más grandes ventajas que existen, a través de ella puedes acceder a un sinfín de acciones entre las que destaca entre otros beneficios el que puedas tener el control de tu casa mediante tu teléfono inteligente.

De igual manera, las conexiones de wifi son el aliado ideal  a la hora de hacer consultas o elegir lugares para visitar al navegar por internet de manera tranquila, es decir sin tener que desplazarte, sin embargo en ocasiones no tenemos conciencia del riesgo que se corre cuando hacemos estas actividades en una conexión que no es segura, sobre todo aquellas que son públicas a las que mucha gente puede ingresar sin problema. 

Al usar un internet o conexión pública, estamos permanentemente expuestos a que los delincuentes informáticos  y los famosos hackers hagan de las suyas, no sólo robando información particular que sólo te es pertinente, sino que afectan tus equipos con virus que en muchas ocasiones pueden dañarlos  de por vida. 

Una de las maneras más recurrente con las cuales se infectan tus dispositivos móviles o computadores portátiles, están relacionados con la proliferación de malware y virus que se desplazan a través  de esas conexiones públicas, por lo que es recomendable no dejar los equipos tan vulnerables, es decir, que estén seriamente protegidos a fin de evitar los daños. 

En qué redes wifi confiar

Es necesario que a la hora de tener que usar conexiones inalámbricas, realices una serie de supervisiones tecnológicas, todas con la finalidad  de proteger tu equipo y lo más importante que no vulneren tu privacidad, que al fin de cuentas es lo que más tiene relevancia. 

En ese caso cuando tengas que recurrir a una red pública, es recomendable que uses sólo aquella que tenga sitios web que usen por ejemplo “https” en vez de “http” en la dirección de URL; en algunos navegadores te dan la opción de “abrir siempre con https” la cual se debe tomar para estar más seguro.   

Deja una respuesta