Sensor que se carga de la energía de los celulares

En la actualidad la tecnología de comunicación de campo cercano, donde a través de los celulares inteligentes incorpora en su mayoría un sistema de identificación por radiofrecuencia y comunicación que permite una comunicación entre el dispositivo y el servicio de información y comunicación del teléfono móvil.

En Catalunya, España un grupo de investigadores del Departamento de Ingeniería Electrónica, Eléctrica y Automática de la Universidad Rovira i Virgili, ha querido aprovechar el auge de esta tecnología para desarrollar un dispositivo de bajo precio y sin batería, que tenga la capacidad de medir la humedad de la tierra, temperatura y la humedad relativa, exponerla en una aplicación para celulares inteligentes y remitir estos datos a la nube.

El sistema funciona de una forma que entre el sensor y el celular inteligente se crea una relación de intercambio. A su vez, el sensor lleva unido un chip que atrae la energía del celular a través de una antena pequeña; acumula la energía y accede hacer las medidas de los distintos parámetros físicos, igualmente de unos cálculos por medio de un microprocesador que lleva unido.

Los datos resultantes se transfieren al celular y éste los remite a la nube por medio de su conexión a internet (3G, 4G o WiFi). Esta gestión de datos se realiza en menos de un segundo y sin necesidad de batería, lo que lo convierte en una solución rápida, más económica y más ecológica.

Es la primera aplicación que se ha realizado con un sensor de esa forma. El sensor se podría emplear en el sector alimentario para demostrar el estado los alimentos por medio de los cambios en su color. Igualmente, en el área de la salud. La única limitante es la distancia, porque el celular debe estar cerca al dispositivo.

Deja un comentario