Los videojuegos como trabajo cotidiano

Mucho más allá de los perjuicios que tiene la sociedad sobre los videojuegos, la realidad es que este mercado crece sin descanso año a año, donde cada día son más los fanáticos que ven en esta herramienta de distracción un verdadero estilo de vida, que además de divertirse les permite mantenerse.

Los llamados deportes electrónicos o eSports son una tendencia innegable además de un negocio sumamente lucrativo, pues solamente para este 2018 se espera que supere los 100.000 millones de dólares, una cifra nada mala para un mundo completamente tecnológico donde el desarrollo de videojuegos crece sin detenimiento.

En vista de esto, los videojuegos se transforman en negocio y más allá en un trabajo cotidiano y sobre todo rentable que muchos jóvenes y adultos practican con mayor continuidad.

En el caso de Juan Sotullo, un gamer profesional de 35 años que vive al 100% de esta actividad decidió abandonar la carrera de medicina y dedicarse a este negocio, pues recorre el mundo para defender su título así como lo hace cualquier deportista tradicional.

Tiene 13 años como jugador profesional de FIFA, además de ser Youtuber también brinda charlas motivacionales y su trabajo lo ha llevado a países como México, Estados Unidos, China y Alemania, simplemente guiado por su pasión de los videojuegos, contando con varios reconocimientos mundiales en su haber.

Con un estilo de vida dedicado completamente a los videojuegos y distribuido entre las diferentes actividades que realiza, siempre relacionado con ellos, el tiempo que actualmente dedica a practicar cada día varía entre 3 y 4 horas, pues dice que siempre debe mantener el nivel frente a los nuevos jugadores pro que van apareciendo día a día.

Su vida la reparte entre ser jugador, crear contenidos para su canal de YouTube, conducir un programa de videojuegos y por supuesto en en entrenar.

Deja un comentario