Los videojuegos como recurso educativo

Los videojuegos se han popularizado en el mundo desde la década de 1970, ahora es mucho más fácil que exista al menos una consola o un dispositivo portátil en la mayoría de los hogares, sobretodo si viven niños en casa, pues bien, así como se popularizó también se les están dado otros usos como por ejemplo, en la enseñanza educativa.

Ya se conocen de sobra los estudios que han demostrado que ayudan en el buen funcionamiento del cerebro y la salud mental, pero lo que muchos padres aún dudan es hasta que punto es bueno que los niños pasen tanto tiempo frente a este tipo de aparatos por el tema de las dependencias, el aislamiento y las adicciones.

Así como las obras de arte y algunas películas son estudiadas con fines educativos, los videojuegos también se están poniendo en práctica para dicha área, siempre y cuando sean con una intencionalidad educativa pueden introducirse en las aulas como una manera de enseñar, sobre todo a los más pequeños que pueden aprender mientras se divierten.

Un claro ejemplo de ello es el colegio Alameda Osuna en Madrid España, desde hace unos cuantos años los utiliza dentro de las aulas de clase, en el sexto grado los alumnos aprenden geometría a través del juego Minecraft que a la vez les enseña la importancia del trabajo en equipo a la vez que fomenta la autocritica y la imaginación,  por supuesto.

Como este ejemplo cada vez son más los que hay en el mundo, pues con los constantes lanzamientos es más fácil adaptarlos a la rama educativa. El videojuego Portal puede enseñar sobre el espacio en tres dimensiones, mientras que con Spore aprenden de biología, específicamente de la evolución de los seres vivos y Journey les permite analizar el arte.

Solo es cuestión de buscar el videojuego que se adapte a lo que estudian los más pequeños y les permita aprender mientras se divierten.

Deja un comentario